martes, 8 de septiembre de 2015

EL INICIO FINITO



“La ilusión del pobre no hay rico que la pueda comprar”
Pikachu, San Cristóbal – Galápagos 2008


El viaje terminó, bueno, terminó su primera etapa. Corrió, saltó minas y lloró risas, llegó a tierra natal, y el blog se quedó corto. Lógico, esas piernas son más veloces que estas manos.

En el tintero quedan infinitos retratos y penaltys, quedan los silbidos de las balas israelís, las detenciones ilegales de defensas y delanteros cisjordanos, el grafiti de las almas palestinas, los morteros de Al Nusra en la frontera libano-siria, y las banderas negras del pirata ondeando en los campos de refugiados de Zahle…




El viaje sirvió para entender que no hay destino sino camino; con tremendo saco de experiencias a cuestas, distrito pachanga promete libro, patadas e historias de lo humano.







Mientras allá haya alma, acá habrá pachanga. 













2 comentarios:

  1. Muy buen artículo. Mucho animo y fuerza. Keep us informed. Luis Gómez

    ResponderEliminar
  2. Arranque la undécima. No-desacostumbrando tiki-takas, haz agujerito que podamos mirar. Si en vez de teclas me pillas desayunando, me haces un rato del Madrid. Produce, induce, indice. Miss u & The Hystericals Clearwater Revivals.

    ResponderEliminar

Dejanos saber qué gusta-disgusta, qué cambiar-mantener. Gracias.