jueves, 2 de abril de 2015

¿SABÍAS QUE…?

¿Sabías que el distrito ha llegado a Yazd? No, porque no sabías donde esta Yazd, pero sabemos que te molaría, porque este pueblo es magia pura.

¿Sabías que el patriarcado opresivo impuesto por el islam mama de la herencia judeocristiana, del viejo testamento, el pecado original de Eva y de los escritos medio bárbaros medio sabios de San Agustín?

¿Sabías que el termino “halal” no se refiere sólo a la comida, sino a todo el conjunto de prácticas cotidianas orientadas a hacer del ser humano un buen musulmán de provecho? ¿Sabías que la carne halal es la de aquel animal que ha sido sacrificado con la bendición de Alá, con un cuchillo puristamente afilado, y aplicando un buen tajo a la arteria carótida y la vena yugular? ¿Sabías que hay que matar al cerdo mirando hacia la Meca? Bueno, si sabías esto ultimo, cambia de fuente y de canal, porqué comer cerdo, o animales muertos por causa natural, lo prohíbe el Corán; y lo de la Meca, es un bulo, pura leyenda, como sacar la brújula en pleno calentón y orientar el coito hacia Cuenca.

¿Sabías que en todos, toditos todos los países musulmanes, hay polémica acerca del uso del velo? ¿Sabías que todas las personas musulmanas que encontramos a nuestro paso discuten, cuestionan, reflexionan y no siguen al rebaño sin tener claro un porqué? ¿Sabías que Kassim Amin lo petó con su libro “La nueva mujer” poniendo en entredicho tanto dogma y tanta fatwa moralista?

¿Sabías que ya en 1924 había mucha peña pasando de los preceptos, como la reina de Afganistán, Soraya, que salía de keli con la cabeza descubierta? ¿Sabías que no se sabe si perdió el trono por eso o por lo otro? ¿Sabías que toda la movida viene porqué la sobrina de Mahoma, un día que fue a visitarle, apareció mostrando más carne que tela, y el profeta la pidió que se cubriera una miqueta? Suponemos que ese “tapate-un-poco” fue simplemente para bajar un poco los calores testosterónicos, no fuera a joderse su business, o su santidad.

¿Sabías que el Corán, poniéndose fino y elegante, exhorta a “…bajar la mirada, y proteger el pudor…”, tanto a hombres como a mujeres? También pide a las mujeres “...no mostrar más de lo visible por sí mismo, cubrir los pechos, y mostrar la belleza a sus maridos”. El resto, los burkinis-faso, o las miradas acosadoras, son interpretaciones libres, como un rap de Vivaldi.

¿Sabías que muuuuchas niñas, chicas y mujeres musulmanas defienden su voluntad de cubrirse la cabeza para no replegarse, para mantener viva su rebeldía, y para mostrar su rechazo a la imposición sociocultural de nosotros los ricosblancocristianos? ¿Sabías que generalmente el velo no es entendido como sumisión a dios? Que Duran i Lleida o Marie Le Pen aborrezcan el velo, es la forma más eficaz de recordar a las mujeres musulmanas que EEUU sigue invadiendo Irak mientras Israel ocupa ilegalmente el oeste de Jerusalén.

¿Sabías que, desde 2003 hasta la actualidad, la coalición States-UK-España-y-olé, hemos asesinado a un número mayor de personas civiles en Irak (190.000), , que todas las almas civiles robadas por Al-Qaeda, ISIS, ETA, IRA, Sendero Luminoso y los GRAPO, juntos, en toda su historia de existencia armada y violenta?

¿Sabías que el islam es esa religión living-la-vida-loca, súper prohibitiva e insensata, tanto tanto, que incluso niega la posibilidad de comer carne los viernes durante los 40 días previos al aniversario de la muerte del profeta? Ah, no, perdón, eso no es islam, eso es… ¿cómo era? ¿y lo de circuncidarse? ¿no comer nada una hora antes de recibir una mini-oblea que representa el cuerpo de un señor muy santo? ¡ah! ya, era lo de disfrazarse de ku-kux-clan, sujetar una vela y tocar el tambor por la calle, sí, todo muy lógico. Si yo hubiera creado el universo, me encantaría que los chavales tocasen el saxo en mi honor.

¿Sabías que sin querer evitarlo, paseando la ciudad, nos encontramos con “Las Torres del Silencio” donde chispea perenne el fuego eterno de los adoradores zoroastros? ¿Sabías que esa frase podría incluirla Homero en cualquier batalla ilidiana sin que nadie se diese cuenta? ¿Sabías que, aunque a veces lo niego, sé muy bien lo difícil que es seguirme?

¿Sabías que nos guían los instintos y tras esos bloques de arenisca escuchamos las voces de unos ponys desalmados? ¿Y que, como marca el guión, no son ponys, sino niños danzando el baile de San Vito alrededor de un balón?

¿Sabías que mucho Irán, mucha castidad, mucho lirili y poco lerele? ¿qué nos proponen un todos-ellos versus nosotros-dos? ¿qué les solicitamos un cancerbero de garantías? ¿qué nos dan a un diminuto refugiado afgano como portero? ¿qué en cada córner y jugada de peligro, le chivan al oído que se deje meter goles? ¿Sabías que es difícil convencer a un pastún de 6 añitos sobre las bondades del honor y el amor a los colores? especialmente cuando nuestro inglés dista tantísimo de su persa vehicular.

¿Sabías que esos pequeños cabrones quieren apostar dinero? ¿Sabías que logramos aceptar la apuesta, negarla y a la vez ser indiferentes, todo junto y sin presencia de notario? ¿Sabías que locos por ganarse un par de dólares, en menos de 10 minutos vamos perdiendo 9-2, y estamos a un gol de perder, de no pagar, y de sufrir un motín en estos callejones dejados de la mano de Mahoma?

¿Sabías que le marco la jugada a Jalber, como si tuviéramos alguna estrategia ensayada, y boto el córner templado al punto de penalti, como Xavi Hernández para Puyol, el único día que hicimos temblar al DeutscheBank? ¿Sabías que Jalber se eleva entre el enjambre de renacuajos, como se eleva la Coca-Cola cuando echas unos Mentos, y marcando los tiempos cabecea esta pelota abollada, para poner el 9-3 en el electrónico y guiar el camino hacia la remontada?

¿Sabías que sí? ¿Que nos imponemos en el medio campo, que re-negociamos los términos contractuales con nuestro guardameta de parvulario, y que de nuevo, la chavalería disfruta más de ver a dos extranjeros haciendo el avioncito y celebrando los goles con voltereta, que del propio partido? ¿Sabías que me gusta ganar aunque cada día disfruto más del perder?

¿Sabías que tiramos petardos, y ellos tiran piedras, y que jugamos a “declaro la guerra” y que yo me pido “death to USA” porqué así me toca más veces pillar el balón?

¿Sabías que en Yazd hacen paellas? ¿qué tientan a Jalber con unirse a los huthies en Yemen, para expandir de una vez por todas el chiismo, como corriente religiosa “única, verdadera y superior”? ¿Sabes que conocemos a una jugadora de la selección iraní de básket, y que pese al amor que desprende su velo fucsia, me confirma que no puedo jugar con ellas, que no hay partidos mixtos, y que mejor dejar las cosas como están aunque le joda? ¿Sabes que, como Spiderman, me subo por las paredes?

¿Sabes que empecé por “sabías” en pasado y acabo en presente? Porqué cuanto más conozco de Irán me noto menos doctor y más paciente; más me río, más sisha fumo y mas tonta se siente mi mente, al no entender casi nada, ni de esto que pasa acá, ni de eso que hacemos en Occidente.


Ni lo sabía, ni lo sabre…


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos saber qué gusta-disgusta, qué cambiar-mantener. Gracias.